Según diversas opiniones, la historia de los frutales y su introducción en El Bierzo está vinculada, al igual que la viña y el castaño, a la colonización del Imperio Romano en nuestra comarca. Otros opinan que fueron las órdenes religiosas o incluso los miembros de la Orden Militar del temple, asentada desde 1178 hasta 1312 en los castillos de Ponferrada, Cornatel, Aguiar, Sarracín y Balboa. También es posible que a diferencia de la viña y el castaño, las peras tengan su origen ligado a la evolución de la Europa actual a partir del antiguo continente Eurosiberiano.

Lo que no puede discutirse es que la pera conferencia es ya un producto único y típico de nuestra zona. Además cuenta con muchas propiedades, y se caracteriza por ser una fruta muy jugosa, dulce, fresca y muy agradable al paladar.

Una de las propiedades más características de la Pera Conferencia del Bierzo es su intenso “russeting” natural, que hace que su piel tenga un aspecto oxidado y con tonalidades verdosas.

En cuanto a sus beneficios, la pera es fuente natural de calcio, fibra, potasio, hierro y yodo, y rica en vitaminas B1, B2, B6, C y E. Su consumo retrasa en envejecimiento celular y regula el correcto funcionamiento de los riñones y el aparato digestivo.

La pera es también un producto muy versátil, pues además de tomarla al natural, nos permite la elaboración de deliciosas recetas:

Pizza de pera, rúcula y queso de cabra
Flan de Pera Conferencia del Bierzo con chocolate blanco y tomate dulce