Algo que todos en el Bierzo sabemos es que, al llegar Semana Santa, es temporada de torrijas, tanto de hacerlas en casa, como de verlas en la panadería o de pincho en un bar. Pero, te has parado a pensar porque es en Semana Santa y no en verano, por ejemplo (o todo el año ya que estamos 😉).

Origen de las torrijas

Estas, que al principio eran rebanas más pequeñas de pan y se servían acompañadas de vino, surgieron alrededor de los años 1600, para favorecer a la recuperación de las mujeres que daban a luz.

Otelo y Casilda¿Pero y cómo se terminaron asociando las torrijas a la Cuaresma y a la Semana Santa?

Pues esto no se sabe a ciencia cierta, pero lo que se dice es, que posiblemente surgió con la necesidad de comer y a la vez el no poder comer carne y querer aprovechar el pan que tenían.

Este postre se comenzó a popularizar en el siglo XX en las tabernas madrileñas, sirviéndose con un vaso de vino.

¿Este postre es solo típico en España o en otros países también?

En otros países, como los siguientes, hacen sus propias versiones de las torrijas.

  1. Portugal:
    • Ahí las llaman “fatias parida” y la principal diferencia con las de España es que usan pan de hogaza en vez de barra.
  2. Francia:
    • Llamadas “pain perdu” y también se diferencian en que se doran con mantequilla derretida en vez de con aceite.

Torrijas

Desde Cocina, te animamos a que pruebes ha hacer este postre tan sencillo, cambiando o añadiendo algún ingrediente.

Si no lo pruebas, no sabes si te gusta o no, así que, ¡a qué esperas!