Ingredientes

  • 300 grs de queso de cabra
  • 60 ml de nata
  • 3 peras maduras
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 50 grs de nueces
  • 225 grs de hojas tiernas de rúcula.

La base de pizza, como siempre, puede ser comprada o prepara por nosotros. Una vez tengamos la masa y todos los ingredientes ponemos a precalentar el horno a temperatura máxima. Seguidamente mezclamos la mitad del queso de cabra con la nata, hasta obtener una preparación homogénea. Las peras tienen que estar peladas y previamente sumergidas en el zumo de limón para evitar que se oxiden.

Reparte la mezcla de queso sobre la base de la pizza y coloca encima trocitos de pera junto con las nueces y el resto de queso de cabra. Para terminar, distribuye las hojas de rúcula encima e introduce la pizza en el horno. El tiempo no debe superar los 20 minutos. Estará lista cuando veamos que la base empiece a tostarse.

Fuente: recetasdecocinablog.com