En plena ola de calor, ¿A quién no le apetece un delicioso helado casero de fresa?  Desde Cocina del Bierzo os contamos una de las formas de preparar este nutritivo, delicioso y cremoso helado, sin la necesidad de tener una heladera. Con pocos ingredientes y un proceso muy fácil. Esta receta es para aproximadamente 4 personas.

Para lograr la cremosidad en el helado, la clave está en los ingredientes. Si estos son con base líquida, como la leche o los zumos, el helado tendrá un alta probabilidad de tener cristales en la parte superior. En cambio, si la base es más grasa, nata, yemas de huevo o leche de coco, el helado al ser más cremoso difícilmente formará cristales. Otra ventaja, los helados con base más grasa no tienes que ‘removerlos’ cada cierto tiempo. Al ser una crema, se dejan congelar y luego se sacan un poco antes del congelador.

INGREDIENTES

  1. 500 g de fresas
  2. 3 unidades de yemas de huevo
  3. 125 g de azúcar
  4. 250 ml  de nata líquida para montar fría

PREPARACIÓN

  • Comenzamos por las yemas, las añadimos a un recipiente o bol y las batimos con unas varillas. Mientras en un cazo ponemos agua al fuego, ya que vamos a batir las yemas al ‘baño maría’. Un truco, el cazo debe ser más pequeño que la ensaladera. Cuando el agua del cazo hierva, apoya la ensaladera con las yemas sobre el cazo.
  • Incorpora el azúcar y sigue batiendo con las varillas, hay que tener un poco de paciencia, puesto que tendremos que batir entre 3 y 5 minutos, cuando notes que las yemas tienen un color amarillo pálido y una textura ligeramente cremosa, ya estaría. Dejamos que se enfríe.
  • Por otro lado, lavar las fresas en un recipiente con un poco de agua y unas gotitas de vinagre, escurrir bien.
  • Cortar en trocitos y triturar con la batidora hasta lograr una especie de puré.
  •  Montamos la nata con las varillas o la batidora.
  • Ahora vertemos la mezcla de yemas que dejamos enfriar con la nata. Trabaja esta mezcla, es la base del helado. Esto nos asegura que al congelar es más difícil se formen cristales.
  • Ahora añadimos el puré de fresas a la mezcla anterior y mezclamos hasta integrar los ingredientes. Cuando esté bien mezclado tendrá una textura de crema.
  • Vertemos la mezcla de helado de fresa en un táper de cristal o en algún recipiente metálico. Introdúcelo en el congelador durante 4 horas.

¡Ahora solo queda disfrutar de este rico helado!

helado casero de fresa

helado casero de fresa