Balboa cuenta con una de las iglesias renacentistas más importantes del Bierzo. Hecha de mampostería , de una sola nave dividida en cuatro tramos y cubierta con bóveda de cañón.

El templo es fruto de tres fases constructivas: la primera fase, de estilo romántico se llevó a cabo en el siglo XII , principios del XIII. La segunda fase, en la que se modifica la estructura románica y se comienza a construir la torre, se realizó durante el siglo XVI. La tercera fase (siglo XVII y principios del XVIII), la iglesia tomó la actual configuración.

Ha sido restaurada en dos ocasiones, la primera en el año 2005-2006 con la restauración del tempo devolviéndole la estética original.

La segunda en el año 2010 con la restauración del retablo mayor.