El Monasterio de San Pedro de Montes se encuentra en en el pueblo de Montes de Valdueza, en el corazón de los Montes Aquilianos. La carretera de acceso es estrecha y con pronunciada pendiente, pero merece la pena el recorrido.

Montes es un pueblo pequeño, escasamente habitado, con ese aire de pueblo anclado en el pasado. El paisaje es espectacular. Rodeado por naturaleza, aire limpio y calma. Lo más destacable de Montes es sin duda su monasterio. Sus orígenes datan del siglo VII y de la mano de San Fructuoso y posteriormente será reconstruído por San Genadio en el siglo IX.

Los siglos siguientes son de prosperidad, hasta que por el año 1500 sufre una grave crisis que será superada con la pertenencia a la congregación benedictina de Valladolid. Con el paso de los siglos experimentó diferentes reconstrucciones y aportaciones arquitectónicas hasta conseguir el aspecto actual.

Hoy en día conserva sus trazas románicas y se puedes observar los arcos de piedra de su claustro, entorno al cual se organizaban el resto de edificaciones monásticas.

Junto con el monasterio de Santa María de Carracedo, es uno de los monasterios más importantes de la historia del Bierzo.

Foto: fuente