Estos vinos se definen por conservar de forma natural gas con una presión superior a 2,5 bares.

La elaboración parte de un vino tranquilo que se somete a una segunda fermentación para su ‘‘toma de espuma’’. Una vez eliminadas las partículas de desecho, se le añade un licor de tiraje o expedición a base de vino y azúcar, se vuelve a tapar y se somete a crianza antes de comercializarlo.

La cantidad de azúcar del licor de expedición define el espumoso: Brut Nature, Extra Brut,  Brut,  Extra Seco, Seco, Semiseco y Dulce.

En el Bierzo contamos con algunos vinos espumosos propios de la tierra y perfectos para acompañar las comidas y cenas durante estas fechas.

Info: www.guiarepsol.com