Nos encontramos con la inequívoca huella que los romanos dejaron a su paso, y con los resto de ferrerías que son testimonio del importante pasado siderúrgico del Bierzo. Veremos en la Peña del Seo el afán del hombre por tener el poder a través de la posesión de la wolframita.

Salimos de Villafranca por la A6 dirección a Lugo. En Ambasmestas seguimos por el curso del río Valcarce y el Camino de Santiago hasta la Laguna, antes del Cebreiro. En Vega de Valcarce podemos visitar el castillo de Sarracín, que dominaba el paso de los peregrinos durante la Edad Media. El paisaje es ciertamente espectacular, los ríos transparentes, los bosques de castaños y de robles, forma un todo ideal para los amantes de la naturaleza, y un lugar idóneo para conocer las ferrerías.

Partimos de la herrería de Serviz con dirección a Barjas. Es visible la Peña del Seo de 1.560 m de altitud. El mineral extraído de esta peña fue muy disputado durante la Segunda Guerra Mundial.

Llegamos a Barjas, pueblo de mayor importancia de esta ruta. Podemos visitar su iglesia del siglo XVIII y un hórreo, típica construcción de esta zona, utilizada frecuentemente como lugar de almacenamiento.

La ruta continúa a Quintela en cuyas inmediaciones encontramos los restos de un castro. El vecino pueblo de Busmayor es conocido por su hayendo. Continuamos ascendiendo en dirección al pico de Capeloso, en su cima estaremos a 1.603 m sobre el nivel del mar. Al lado se encuentra Campo de Liebre.