Las naranjas son un tipo de cítricos, bajos calorías y muy nutritivos. Como parte de una dieta saludable y variada, las naranjas contribuyen a una piel sana, y pueden ayudar a reducir el riesgo de muchas enfermedades.

Las naranjas son muy populares debido a su dulzura natural, y a su versatilidad. Pueden consumirse en zumos y mermeladas, también pueden comerse enteras, o utilizar su piel para añadir sabor a los postres.

Este popular cítrico es particularmente conocido por su contenido en vitamina C. Sin embargo, las naranjas también contienen otros compuestos y antioxidantes que resultan muy beneficiosos para nuestra salud.

Propiedades

  • Antioxidante: La naranja está compuesta por vitamina C, flavonoides y beta-caroteno, que en conjunto funcionan como un potente antioxidante.
  • Rica fuente de vitamina C: la vitamina C juega un papel muy importante en el organismo ya que ayuda a la formación de colágeno, huesos, dientes, glóbulos rojos, favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.
  • Estrés y la depresión: el ácido cítrico, por su gran riqueza en vitaminas y oligoelementos, hace que la naranja sea un gran aliado para combatir los momentos de estrés y depresión.
  • Es depurativa: la naranja tiene propiedades que ayudan a eliminar las sustancias que no se han metabolizado. También es desinfectante y microbicida.
  • Favorece el sistema digestivo: la naranja tiene magnesio, un mineral que se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos.
  • Ayuda a la absorción de Hierro: la vitamina C aumenta notablemente la absorción de hierro, inicado para aquellas personas que sufren de anemia ferropénica.
  • Combate el colesterol: Al ser una fuente rica de vitamina C, flavonoides y beta-caroteno y fibra, la naranja es ideal para combatir el colesterol malo (LDL).
  • Cuida la salud de la piel: la naranja tiene propiedades muy benéficas para la piel ya que la ayuda a mantener hidratada y sana.