El Tejo de San Cristóbal declarado como Espécimen Vegetal de Singular Relevancia, se encuentra a la misma entrada del pueblo,  junto a la vieja ermita que hoy en día se utiliza como cementerio. Es un lugar mágico, que impresiona por la envergadura de este árbol milenario. Se calcula que el tejo tiene unos 1.246 años.

Su nombre científico es el de “Taxus baccata” y se encuentra en un aceptable estado de conservación y vitalidad. Sus dimensiones son de 14,5 m de altura y el diámetro máximo de su copa es de unos 17,87 m.

El Tejo está considerado como un árbol sagrado, representativo de la inmortalidad. Siempre asociado a lugares de culto religioso como es este caso. Es considerado una reliquia, un auténtico monumento vegetal vivo.