• 200 gr de galletas Digestive molidas
  • 100 gr de mantequilla
  • 150 ml de zumo de lima natural
  • Ralladura de dos limas
  • 500 ml de leche condensada
  • 5 yemas de huevos

Trituramos los 200 gramos de galletas digestive en un bol. Luego rociaremos las galletas con la mantequilla líquida (derretir en el microondas) y mezclaremos bien hasta obtener una pasta de galletas que pondremos en un molde para horno cubriendo la base y los bordes.

Pondremos el molde con la base de galleta en el horno a 160º durante unos 10 minutos para dorar un poco las galletas. Cuando esté listo sacaremos del horno y dejaremos enfriar.

Mientras ponemos en un bol las 5 yemas de huevos y batiremos a punto de nieve. Rallamos la piel de dos limas, añadimos a las claras y batimos un poco más.

Después, añadiremos los 500 ml de leche condensada y los 150 ml de zumo de lima natural. Continuaremos batiendo hasta que todo esté uniforme y después dejaremos reposar en el frigorífico durante poco más de media hora, para que espese y cuaje un poco.

Tras esta pausa, volcamos la mezcla sobre la base de galletas, y volvemos a introducir en el horno durante unos 20 minutos a 160º/180º.

Finalmente, dejamos atemperar y metemos en el frigorífico.

Fuente: www.trucosdulces.com