Tarta de calabaza

Ahora que estamos en otoño apetece aprovecharse de estos productos de temporada, y que mejor que hacerlo con una rica tarta de calabaza.

200 gramos de puré de calabaza.
75 gramos de harina de trigo.
50 gramos de mantequilla sin sal.
50 gramos de azúcar moreno.
2 huevos.
1 yema de huevo.
25 gramos de azúcar glass.
Media cucharada de canela en polvo.
100 gramos de crema de leche o nata.

Empezamos preparando el puré de calabaza, para ello la cortamos en cubos y le añadimos una pequeña cantidad de azúcar moreno, luego la horneamos a 180º C durante 40 minutos, cuando esté lista hacemos el puré.

Por otro lado mezclamos la harina con la mantequilla fría, hasta se quede como migas y luego añadimos el azúcar y mezclar.

Agregamos la yema de huevo, y mezclamos todo hasta formar una masa, que luego taparemos con papel film, y dejaremos en la nevera durante 1 hora.

Engrasamos un molde con mantequilla, estiramos la masa hasta que alcance un grosor de 3 mm y cubrir con ella el molde. Retiramos la masa sobrante y la pinchamos con un tenedor.

Después cubrimos la masa con papel parafinado, agregamos un poco peso (garbanzos por ejemplo) y horneamos a 180º C durante 25 minutos, luego se retiramos el peso y dejamos en el horno 5 minutos más.

Mientras tanto, batimos los huevos con el azúcar y la canela, cuando quede una textura homogénea, agregamos la crema de leche y mezclamos todo, para finalmente añadir el puré de calabaza, y terminamos incorporándolo al molde.

Horneamos durante 35 minutos a 170 º C. Una vez se haya enfriado se desmolda con cuidado y ya está lista para disfrutar.