500 gr. de champiñones troceados
100 gr. de cebolla
1 diente de ajo
1 litro de caldo de verduras
unas ramitas de perejil
4 cucharadas de aceite de oliva y sal.

Lavamos y troceamos los champiñones.
Cortamos la cebolla en juliana y la pochamos en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez la cebolla esté bien tierna y haya adquirido una apariencia translúcida, agrgamos los champiñones y el diente de ajo picado.
Rehogamos, sin parar de remover, hasta que los champiñones estén blandos.
Cubrimos los champiñones con el caldo de verduras y dejamos cocer durante 15 minutos (sin tapa).
Transcurrido ese tiempo, trituramos el guiso de champiñones que hemos obtenido. Debe quedar bien fina.
Agregamos la sal y servimos.

Fuente: sevilla.abc.es