Ingredientes:
– Setas
– Aceite de oliva
– Ajo
– Perejil
– Una pizca de pimienta blanca
– Nata líquida
– Queso de cabra

 

 

 

 
Ponemos una sartén a calentar con una cucharada de aceite de oliva. Antes de añadir las setas al fuego las limpiamos y troceamos. Inmediatamente después agregamos una pizca de pimienta blanca, sal y un machacado de ajo y perejil. Dejamos los ingredientes a fuego lento hasta que las setas estén bien pochadas. Es el momento de incorporar una cucharada sopera de queso de cabra y un poco de nata líquida a la sartén. Dejamos actuar lentamente hasta que el queso de cabra se funda bien y se mezclen todos los ingredientes. Aún calientes, servimos las setas con queso de cabra en el plato y las espolvoreamos con un poco de perejil picado. Recomendamos hacer este plato poco antes de su degustación para que no pierda su total frescura.