A la entrada del pueblo de San Pedro de Trones, sobre un altozano, se levanta el moderno santuario de la Virgen de la Estrella. Fue construido, sobre el solar de otro derruido hacia 1840, por Ceferino García Vidal, natural del pueblo y deán de la catedral de Plasencia (Cáceres), que se retiró como ermitaño a su pueblo. Con la ayuda de familiares y amigos, levantó este magnífico edificio con planta de forma de estrella y paramentos de granito blanco y rojizo, traído de la sierra de Béjar (Salamanca).

Foto: www.lacabreraleon.es