No tenemos mar pero el pulpo es casi de la tierra. Es un plato de lo más festivo presente en fiestas, ferias y romerías, sobre todo en Galicia y claro esta en el Bierzo, de esta costumbre de comerlo en los días señalados recibe su nombre “á feira“. Para prepararlo tienen unas cocineras especiales, que lo saben todo sobre el pulpo, las pulperas inseparables de sus ollas de cobre, ganchos y sus mandiles de cuadros.

A falta de Pulpeira este es el modo tradicional de preparar el Pulpo a Feira.

INGREDIENTES
Pulpo
Patatas nuevas
Aceite de oliva virgen extra
Pimentón dulce
Pimentón picante
Sal marina gruesa
1 cebolla mediana
Laurel

PREPARACIÓN
El pulpo fresco se debe congelar durante un par de semanas, esto es para romper la fibra que hacen que el pulpo quede duro al cocerlo. También podemos comprarlo ya congelado. Antes de cocinarlo tenemos que descongelarlo durante un día aproximadamente dentro de la nevera, y limpiarlo.

En una olla poner agua a hervir, con la cebolla y las hojas de laurel. Al hervir el agua, meter el pulpo en la olla y sacarlo tres veces para que se tense la carne y por último dejarlo dentro para cocer durante 40 minutos. El tiempo depende del tamaño del pulpo. Una vez trascurrido el tiempo, sacarlo y dejarlo enfriar, mientras en el agua de cocer el pulpo se cuecen las patatas nuevas en cachelos.

Para la presentación mejor sobre un plato de madera como manda la tradición. Ponemos las patatas sobre el plato de madera con el pulpo en rodajas, ni finas ni gruesa, espolvoreamos con pimentón dulce y picante, sal gorda y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Y si quieres ser profesional tienes que cortar el pulpo con tijeras.

Imagen / Imagen