Ingredientes:
– garbanzos
– bacalao desalado
– espinacas
– cebolla
– ajo
– pimentón
– tomate frito
– sal
– aceite de oliva virgen
– laurel

Preparación:
Hay que tener los garbanzos en remojo durante una noche. En una olla honda los ponemos a cocer en abundante agua, con un poco de sal y laurel. Reservamos.

En una cazuela de barro añadimos aceite de oliva virgen, cebolla y ajo bien picaditos. Rehogamos. A continuación incorporamos el bacalao desalao en porciones y el tomate frito. Dejamos rehogar durante 5 minutos, añadimos un poco de pimentón y los garbanzos, una hoja de laurel y el caldo. Tapamos la cazuela de dejamos hervir a fuego bajo 5 minutos. Posteriormente añadimos unas hojas de espinaca, rectificamos de sal y retiramos del fuego en el momento en que la verdura esté lista.