La leche frita es uno de los postres más tradicionales del norte de España durante la Semana Santa. Es un postre muy casero, que se elabora de forma tradicional y cuya receta pasa de generación en generación. Hay muchas versiones, todas ellas seguro que igualmente de deliciosas. Hoy os acercamos la versión más simple para elaborar este postre tan jugoso.

Ingredientes:

  • Leche
  • Harina
  • Azúcar
  • Canela
  • Huevos.

Modo de preparación:

  • De un litro de leche separamos una parte y el resto lo ponemos a fuego lento con una ramita de canela.
  • La leche que hemos reservado la mezclamos en un bol o recipiente hondo, junto con 6 cucharadas de harina y 6 de azúcar.
  • Esta mezcla se incorpora a la leche a punto de hervir y se remueve hasta que espesa.
  • A continuación lo separamos el fuego y lo echamos en una fuente honda para dejar que enfríe.
  • Cuando la masa está fría, se corta en raciones cuadradas, alargadas o al gusto de cada uno.
  • Cada porción se pasa por harina y huevo y se fríen en abundante aceite bien caliente.
  • Se doran por ambas partes y se retiran sobre un papel absorbente.
  • Se puede servir fría o caliente, espolvoreadas con azúcar o canela molida.