La lluvia es acogida con agrado por todos los habitantes del Bierzo y especialmente por los productores de castañas que día a día veían la necesidad del fruto.

Así pues, hasta mediados de septiembre se tenían malas previsiones en cuanto a la cosecha de este año. El agua de los últimos días hace presagiar una notable mejoría en la calidad y cantidad de castañas.

El Bierzo cuenta con la Marca de Garantía Castaña del Bierzo, sello que acredita la calidad y control de las zonas de producción y del fruto. Bajo este sello se comercializan varios formatos: castaña fresca, castaña cocida natural, pasta de castaña, harina de castaña y castaña seca.

La última previsión de la marca hace esperar una recogida de más de 1,5 millones de kilos Una recolección que se hará con retraso respecto de pasadas campañas, ya que tendrá que esperar casi a finales de octubre.

 

Más información sobre la M.G. Castaña del Bierzo en su web: www.castanadelbierzo.es