Si hoy es uno de esos días en que no sabes qué cocinar y apenas te quedan ingredientes en la nevera, toma nota de esta receta elaborada con un par de productos principales que no pueden faltar en casa y sorpréndete con su delicioso resultado.

Ingredientes (4 personas):

  • 3 patatas medianas
  • 4 huevos
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de caldo de carne
  • 25 ml de vino blanco
  • harina y huevo batido (para rebozar)
  • agua
  • vinagre
  • aceite de oliva
  • sal
  • perejil
  • 1 guindilla

Elaboración:

En primer lugar pelamos las patatas, las cortamos en rodajas un poco gruesas y las salamos por ambos lados. Luego las rebozamos en harina y huevo batido y las freímos en una sartén con abundante aceite caliente. Escurrimos en papel absorbente y reservamos.

En una tartera doramos unas láminas de ajo, añadimos una guindilla y la cebolleta picada. Sofreímos a fuego medio hasta que esté pochado. Luego incorpora las patatas rebozadas -una a una y bien separadas entre ellas- y añadimos el vino blanco. Dejamos que se evapore el alcohol y regamos con el caldo. Cocinamos a fuego suave durante 20 minutos.

Para hacer los huevos escalfados ponemos abundante agua en una cazuela con un buen chorro de vinagre. Cuando esté a punto de hervir añadimos el huevo con cuidado. Cocinamos a fuego suave durante 2-3 minutos. Luego los secamos bien con un paño limpio y seco.

Ya solo nos queda presentar el plato. Colocamos las patatas en una fuente con un huevo escalfado. Aderezamos con un chorrito de aceite y un poco de perejil picado.

Foto: http://bit.ly/1mnmySV