¡No! ¡Que nadie se alarme! No nos hemos vuelto majaretas, ni vamos a escribir sobre nada sanguinario aunque sí vamos a hablar de sangría.

La expresión “Matar Judíos” es utilizada en la provincia de León para referirse al hecho de salir a tomar limonadas con los amigos durante la Semana Santa. Esta bebida compuesta por vino, almíbar, fruta y canela, es muy apreciada tanto por propios como por extraños.

No se sabe a ciencia cierta el origen del dicho “Matar Judíos”, hay quien se lo atribuye a Fernando el Católico cuando firmó el decreto de expulsión de los judíos de España “Limonada que trasiego, judío que pulverizo”.

También se cuenta que su origen podría estar en la reacción que tuvieron los cristianos ante la muerte de Cristo y que durante las celebraciones de Pascua, en el Viernes Santo, estos cristianos bajaban a la judería, junto al barrio húmedo, para atacar a los judíos como venganza. Las autoridades alarmadas, decidieron permitir durante esta etapa de abstinencia, una bebida alcohólica en la tabernas que se encontraban en el camino, de esta manera los cristianos se emborrachaban y desistían de sus intenciones.