El ajo es casi un imprescindible de nuestra cocina, un condimento al que no se le presta mucha atención en cuanto a su propiedades se refiere, pero cuyos beneficios para nuestra salud son muchos. Ya  Hipócrates, en la Antigua Grecia, lo recetaba para diferentes dolencias.

Del ajo podemos destacar estas propiedades que, además, algunas de ellas están probadas científicamente:

1. Contiene alicina:

La alicina es la responsable del distintivo olor del ajo. Este compuesto entra a través del aparato digestivo y viaja por todo el cuerpo, donde emplea sus potentes efectos biológicos.

2. Es bajo en calorías y rico en vitaminas.

El ajo contiene pocas calorías, unas 42, pero es muy rico en vitamina C, vitamina B6 y manganeso.

3. Contiene antioxidantes.

El ajo contiene antioxidantes que protegen contra el daño celular y el envejecimiento. Además, también puede disminuir el riesgo de sufrir Alzheimer y demencia.

4. Mejora los niveles de colesterol

Los suplementos de ajo parecen reducir el colesterol total y LDL, sobre todo en aquellas personas con colesterol alto.

5. Reduce la presión sanguínea

Parece que las dosis elevadas de ajo mejoran la presión sanguínea de aquellas personas que padecen hipertensión. En algunas ocasiones, los suplementos pueden resultar tan efectivos como los medicamentos convencionales.

6. Combate enfermedades

Los suplementos de ajo ayudan a prevenir y reducir la gravedad de enfermedades comunes como la gripe o el resfriado común.

7. Ayuda a desintoxicar el cuerpo de metales pesados

Un estudio ha demostrado que el ajo reduce significativamente la toxicidad de plomo y los síntomas asociados a esta.

8. Mejora la salud ósea

Parece que el ajo posee efectos beneficiosos en la salud ósea al incrementar los niveles de estrógeno en hembras. No obstante, es necesario realizar más estudios en seres humanos.

9. Mejora el rendimiento atlético

El ajo puede mejorar el rendimiento físico en animales de laboratorio y personas con enfermedades cardíacas. Por el contrario, no se han manifestado beneficios concluyentes en personas sanas.

10. Efectos a largo plazo

Se ha demostrado que el ajo tiene efectos beneficiosos en las causas comunes de enfermedades crónicas, por lo que tiene sentido afirmar que puede prolongar la vida.

Fuente: www.elnuevoherald.com