El consumo regular de la pera ofrece una gran cantidad de beneficios no sólo para la salud sino también para la piel. ¿Quieres conocer cuales? Sigue leyendo.

Reduce el riesgo de padecer algunos cánceres

La fibra de las peras tiene tendencia a alojarse en el ácido biliar, lo que ayuda a prevenir el riesgo de cáncer de colon. Además, un estudio realizado a casi 500 mil personas por el Instituto Nacional de Salud y la Asociación Americana de Jubilados, reveló que al consumir peras puedes reducir el riesgo de cáncer de esófago.

Estimula la digestión y salud intestinal

Una sola porción de peras te proporciona el 18% de los requerimientos diarios de ingesta de fibra. Otro de los beneficios de la pera en la digestión es regular los movimientos intestinales y reducir las posibilidades de estreñimiento, así la como diarrea.

Reduce la presión arterial

La pera es fuente de potasio (vasodilatador) lo que quiere decir que, además de reducir la presión arterial, también reduce la tensión, evitando la formación de coágulos o daño a todo el sistema cardiovascular.

Ayuda a perder peso

Una pera tiene en promedio un poco más de 100 calorías, que es el 5% de la asignación diaria de una dieta saludable. La fibra de esta fruta te hace sentir lleno.

Deshace compuestos peligrosos de tu cuerpo

Al igual que muchas otras frutas, las peras contienen una gran cantidad de antioxidantes que actúan eliminando los radicales libres que se acumulan en el cuerpo después del metabolismo celular.

Protege tu corazón

Las peras son una excelente fuente de fibra dietética y la fibra es buena para el corazón.

Reduce la inflamación

Los componentes antioxidantes y flavonoides de las peras también pueden inducir efectos anti-inflamatorios en el cuerpo y reducir el dolor asociado con enfermedades de inflamación.

Actúa sobre la piel, cabello y ojos

Las peras son ricas en vitamina A y componentes como la luteína y zea-xantina, que actúan como un antioxidante reduciendo los efectos del envejecimiento en la piel, como arrugas y manchas de la edad.

Fuente: mejorconsalud.com