La Mencía es la variedad de uva utilizada en los vinos tintos de Denominación de Origen Bierzo. Se la conoce también como Negra  y se caracteriza por ser racimos pequeños y compactos, con bayas de color azul violeta y piel gruesa. Esta uva produce mostos con buen contenido en azúcares y baja acidez. La Mencía es la variedad más famosa dentro de la D.O. Bierzo y se cultiva principalmente en la zona noroeste de España desde hace muchos siglos, ya que se cree que fue introducida en la época de la invasión romana. Se recomienda su producción vitícola en Asturias, Galicia y Castilla y León; y está especialmente focalizada en El Bierzo y sureste de Galicia.

Durante mucho tiempo se consideró la uva Mencía como una adaptación del Cabernet francés, sin embargo diferentes estudios de ADN llevados a cabo han demostrado que son uvas bien distintas aunque con similitudes organolépticas.

A finales del siglo XIX la epidemia de la filoxera afecta gravemente a la producción de este cultivo. Tras esta profunda crisis, renace con progresivamente para la elaboración de vinos aromáticos y afrutados, de intenso color y con posibilidades de crianza.

Los vinos tintos elaborados con esta variedad tienen una gran capacidad de envejecimiento y expresan muy bien el terruño, mientras que los rosados se convierten en vinos aromáticos y afrutados.