Los Mayos es una fiesta popular de origen antiguo vinculada a ritos mágicos relacionados con la fecundidad humana y las buenas cosechas.

Antiguamente esta celebración era muy popular en Galicia y Portugal. Hoy poco queda de aquellas creencias y actualmente se vincula con la primavera. Villafranca del Bierzo es uno de los pocos pueblos de Castilla y León que cada año mantiene viva esta fiesta.

El festejo consiste en una comitiva formada por jóvenes y niños revestidos con ramas cargadas de frondosas hojas verdes. Los mayos recorren las calles acompañados por canciones y música.

Sin duda una forma alegre, popular y divertida para recibir el buen tiempo y ayudar, quien sabe, a un año generoso en las cosechas.

Foto: fuente