La Senda de los Canteros, una ruta señalizada que une la capital berciana con San Miguel de las Dueñas a través del cañón del río Boeza.

A lo largo de esta senda natural de 11 kilómetros, el excursionista pasará por un castro de la Edad de Hierro y las canteras de las que en su día se extrajo la piedra para levantar la casa consistorial de Ponferrada y algunos de los principales edificios de la ciudad, así como la que se utilizó para el palacio episcopal de Astorga que proyectó Antonio Gaudí.

Es recorrido de fácil acceso y sin dificultad, que discurre por el curso del río Boeza y entre las especies propias del bosque mediterráneo con encinas y robles. En paralelo al paso del ferrocarril y entre jaras, melojos, fuentes, fragas, miradores y reflejos de un embalse, evoca el trajín de las antiguas cuadrillas de canteros que trabajaron en la zona.