Los Ancares tienen su origen en el Valle de Ancares perteneciente al municipio de Candín, y que con el paso del tiempo fue extendiéndose a zonas limítrofes, agrupando otros valles y diferentes municipios, hasta comprender los límites establecidos por la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses.

La actual forma que presentan Los Ancares se remonta al principio de los tiempos, cuando las placas tectónicas que cubrían la Tierra se veían sometidas a constantes movimientos que daban lugar a picos, valles y mesetas.

En la época de los glaciares las enormes masas de nieve y hielo se trasladaban arrastrando cuanto había a su paso.

Actualmente este valle que en su día estuvo ocupado por un glaciar tiene forma de «U» y podemos encontrar fuentes y restos de cantos glaciares.

Los Ancares constituyen una importante Reserva Natural, con bellos paisajes donde la vegetación y la fauna se desarrolla en libertad. Son varios los ríos que discurren entre sus valles, a cuya vera se han desarrollado los principales pueblos.