Otra de esas bebidas que nos pueden arreglar un sofocante día de calor es la horchata. Bien es cierto que hoy en día podemos encontrar horchata en cualquier supermercado, pero como todo, lo casero siempre sienta mejor.

Encontrar chufas no es fácil, eso es cierto, podéis echar un vistazo en tiendas de frutos secos que aunque sean pequeñas, siempre disponen de un gran surtido de productos.

Esta receta que hemos encontrado en directoalpaladar.com es relativamente sencilla, y estamos seguro de que además, está deliciosa.

Ingredientes para 1 litro de horchata:

250 gramos de chufas

1 litro de agua

125 gramos de azúcar

Elaboración:

Ponemos las chufas a remojo 24 o 48 horas para que se hidraten y esponjen. Tened en cuenta que tendréis que cambiar el agua varias veces para eliminar bien todas las impurezas.

Una vez bien hidratadas, ponemos las chufas en un recipiente con un poco de agua y las triturarlas poco a poco con la batidora.

Es conveniente que además lo pasemos por un chino para retirar cualquier impurezas y exprimir un poco más las chufas.

Después añadimos el azúcar y el resto del agua y mezclamos enérgicamente. A continuación, lo metemos a la nevera un par de horas y listo.