De la página de nuestros amigos de canalcocina.es sacamos esta maravillosa receta, no solo fácil de preparar, sobre todo rica, rica.

150 g de batata
Sal
2 Zanahorias
2 Puerros
Aceite de oliva
2 Muslos de pato confitados
2 Huevos
2 Láminas de hojaldre

Lo primero que tenemos que hacer es pelar 150 g de batata y cortarla en trozos regulares. Después la cocemos en una olla con abundante agua. Añadimos un poco de sal y dejamos que se cueza hasta que quede al dente.

A continuación pelamos y cortamos en juliana dos zanahorias. Repetimos el proceso con los dos puerros, y en una sartén con un poco de aceite, rehogamos ambos ingredientes hasta que estén tiernos.

Mientras se rehogan nuestros ingredientes, cogemos los dos muslos de pato y retiramos la carne del hueso y deshilachamos con las manos. Picamos la carne muy fina y lo mezclamos con el puerro y la zanahoria. A continuación rectificamos la sazón y dejamos enfriar.

Continuamos cortando la batata en dados. La añadimos junto con 2 huevos batidos a los muslos y el resto de ingredientes. Reservamos un poco de huevo batido.

Sobre una bandeja de hornear y extendemos una masa de hojaldre. Cubrimos el hojaldre con la mezcla. Después cubrimos con la otra masa de hojaldre y sellamos bien los bordes.

Por último, untamos la superficie de la masa de hojaldre con el huevo batido restante. Horneamos a 180º durante 40 minutos aproximadamente.