Esta es una receta perfecta para esos momentos en lo que no tenemos mucho tiempo de cocinar pero aún así queremos comer algo decente y rico

Ingredientes

  • 8 puerros en conserva
  • 8 lonchas de queso
  • 8 lonchas de jamón cocido
  • 500 ml de salsa bechamel
  • 50 g de queso rallado para gratinar

Escurrimos los puerros y los secamos bien con papel absorbente. Envolvemos cada puerro en una loncha de queso y, a continuación, en una loncha de jamón cocido. Cubrimos la base de una fuente de horno con una capa de salsa bechamel (mejor ya hecho para ahorrarnos tiempo) y colocamos los puerros encima.

Vertemos la salsa bechamel sobre los puerros, asegurándonos que queden bien cubiertos para que no se sequen con el calor del horno. Esparcimos el queso rallado sobre la salsa bechamel y cocemos en el horno, pre-calentado a 200 ºC, durante unos 20 minutos o hasta que la superficie adquiera un color dorado.

Fuente: www.directoalpaladar.com