Aún se puede ver en algunos pueblos del Bierzo, no muchos la verdad, este característico calzado, muy popular en el norte español. Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y las zonas de montaña de Castilla y León, Aragón y Cataluña comparten desde bien antiguo la tradición de utilizar las madreñas durante el invierno y las épocas de lluvias.

Dependiendo de la zona recibe un nombre u otro, así se utilizan palabras como zueco, madreña o almadreña, galocha y albarca para denominar el mismo objeto.

Están hechas de madera, principalmente se utiliza madera de aliso, haya, nogal o castaño. En muchas regiones de España su uso está unido a la presencia del traje regional, en otras zonas se utilizaba para proteger los pies en zonas de trabajo, el campo, las granjas, las fábricas y las minas.

Lo utilizaban indistintamente hombres y mujeres. Era habitual ponerlo al salir de casa, para andar por la calle y evitar que el pie estuviera en contacto con el suelo mojado, embarrado o nevado.

Imagen: wikipedia