El regalo perfecto para el día de San Valentín siempre será cualquier comida, fruta, caja o bombón en forma de corazón pero lo mejor son unas galletas valentinas para compartir. Nadie se puede resistir!!!

INGREDIENTES
1 taza de almendras picadas
½ taza de azúcar morena
2 ½ tazas de harina
½ cucharadita de polvo para hornear
½ cucharadita de sal
1 cucharadita de canela molida
2 barras de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1 huevo grande
½ cucharadita de extracto de vainilla
2 cucharaditas de extracto de limón
1 cucharadita de ralladura de limón
mermelada de fresa
El azúcar glass para decorar

Preparación
Antes de nada indicar que el horno debe comenzar a calentarse al menos 15 minutos antes de introducir las galletas. Y la batidora eléctrica resultara muy útil.
Picar las almendras muy finas y añadir el azúcar moreno hasta que este bien mezclado. Reservamos.
En el cuenco de la batidora, poner la harina, el polvo de hornear, la sal y la canela. Añadir la almendra molida con el azúcar moreno y mezclar. Añadir la mantequilla, el huevo, la ralladura de limón y extractos de vainilla y limón. La mezcla resultante debe ser una masa lisa, suave y gruesa.
Dividir la masa en dos partes. Envuelva la mitad de la masa en papel film y dejar de lado. Colocar la otra mitad de la masa entre dos hojas de papel de horno y extender la masa en un rectángulo delgadito. Colocar la masa sobre una superficie plana y congelar durante 10 minutos.
Después de 10 minutos, recuperar la masa del congelador y utilizar moldes de corazón para cortar la masa en sus formas deseadas. Para cada galleta se necesitan dos partes, la que nos sirven de base y la que va por encima que tiene el centro hueco, también en forma de corazón.
Colocar las galletas cortadas en una bandeja para hornear con papel de horno y hornear durante unos 10 minutos, o hasta que las galletas tengan un color dorado. Retirar del horno y dejar enfriar hasta que este lo suficiente dura para pasar a una rejilla para enfriar completamente.
Una vez que las galletas se enfrían preparar la base con mermelada de fresa y la parte de arriba tamizándolas con azúcar en polvo. La unimos y voila! No pueden ser más bonitas.

FUENTE/