¿Alguna vez os habéis para a pensar de donde viene la expresión “estar de mala uva”? Seguro que no, pero ahora que hemos lanzado la pregunta al aire probablemente os preguntéis por qué usar una fruta como la uva, delicada y deliciosa, para describir a alguien que está de mal humor.

Esta expresión viene de tiempo atrás, cuando la gente acostumbraba a referirse a las borracheras como “uva”. La uva era el elemento primario del vino y el vino la clave de las borracheras que provocaban el mal carácter del que había bebido en exceso.

Así que de ahí nace la expresión “estar de mala uva”, una relación de conceptos que ha llegado hasta nuestro días.