24 unidades de gambas peladas
1 manojo de espárragos trigueros (los de la foto son silvestres, más finos, pero pueden ser trigueros normales)
1 diente de ajo
4 aros guindilla seca
Perejil picado
50 cl. Vino blanco (50 cl)
Aceite de oliva
Sal

En una cazuela de barro pequeña (sino en una de las que tengáis en casa) ponemos el ajo laminado, el aceite y la guindilla. cuando el ajo empiece a dorarse añadimos las gambas y los trigueros. Añadir el vino y dejar cocer tapado durante 1 minuto.

Como veis una receta de los más sencilla. Además, podéis añadir un poco de perejil para aromatizar.