El kiwi procede probablemente de China meridional, Japón o algún lugar de la India, de allí pasó a Nueva Zelanda donde recibió el nombre del emblema nacional, el pájaro kiwi. Es una de las frutas más completas que existen. Cien gramos de kiwi apenas poseen 50 calorías, y su escaso aporte calórico contrasta con su riqueza en vitaminas y minerales. Contiene dos veces más vitamina C que la naranja y el doble vitamina E que el aguacate, y también posee una buena cantidad de vitamina A.

Es rico en sales minerales, sobre todo en potasio, magnesio, fósforo y cromo que juega un papel en la diabetes y obesidad. También contiene ácido fólico, muy útil en las mujeres gestantes y para prevenir el cáncer de colon. Además, contiene fibra dietética en forma de pectinas que ayudan en el tránsito intestinal, y a reducir el colesterol. También es muy útil  en las dietas infantiles y para personas mayores.

A sus propiedades nutritivas, el kiwi se beneficia de su inigualable y exótico sabor, con una carne suave, fresca y sabrosa.

Mousse de Kiwi

Ingredientes

  1. 1 lata de crema
  2. 1 caja de leche condensada
  3. jugo de ½  limón
  4. 4 cucharadas de azúcar (o al gusto)
  5. 500 g  kiwi pelado
  6. 1 kiwi para decorar

Modo de preparación:

  • Bañar los kiwis con el jugo del limón.
  • Meter en el baso de una batidora junto a la crema de leche, el azúcar y la leche condensada, y batir hasta que obtengamos una crema suave.
  • Verter la crema en unos cuentos y decorar con una gruesa rebanada de kiwi.
  • Refrigerar antes de servir.

Receta: radiopoata.com