El Valle de Balboa se sitúa en el extremo de León y era paso natural entre este rincón del Bierzo y Galicia.

En la Edad Media fue escenario de violentos combates entre leoneses y gallegos, significando su ubicación estratégica los restos del Castillo de Balboa, situados sobre una colina que domina el valle. En la actualidad solo queda en pie parte de la torre del homenaje y algún resto de sus muros.

Del carácter señorial que se vislumbra en sus ruinas, encontramos referencias en el siglo XIV, cuando perteneció a D. García Rodríguez, Adelantado Mayor de Galicia en dicho siglo; de Los Rodríguez de Valcárcel pasará al Conde de Lemos en el siglo XV, de la gran familia de los Osorio, muy relacionada con la corte., perteneciendo igualmente a los Marqueses de Villafranca (siglo XVI), y siendo vendido más tarde a los Reyes Católicos que lo incorporaron a la Corona de León.

Se sabe, que el castillo, ya en manos de Pedro Álvarez Osorio fue reconstruido tras la revuelta de los irmandiños, por lo que los muros que hoy se contemplan de esta hermosísima edificación son de entonces. Sólo conserva la torre del homenaje y no en todas sus caras.

Fuentes: www.ayuntamientodebalboa.org | lostemplariosysuepoca.wordpress.com
Foto: www.panoramio.com