Recorremos el Bierzo Alto para conocer el valle que el río Sil ha dejado a su paso. Nace a 1.980 m en la Cueta Alba y durante su recorrido perfila un profundo y angosto valle, acogiendo diversos arroyos que vienen de la Sierra de Gistredo. Es este un suelo rico en carbón que ha marcado el paisaje y la vida de sus gentes.

Salimos de Ponferrada en dirección a Asturias, nos encontramos con San Andrés de Montejos, cuya iglesia de San Andrés tiene portada románica pero el resto es de los siglos XVI al XVII. Continuamos hasta Cubillos donde se encuentra la Central Térmica (que ahora busca una segunda vida) t el embalse de Bárcena. La iglesia parroquial, de planta rectangular y de origen medieval, ha sufrido numeras restauraciones. Al lado de la iglesia, la casa del general Severo Gómez Núñez, autor de varios libros militares y de historia del Bierzo, alberga un militario de granito de 1,22 m de alto de la época de Nerón del año 55 d.C.

Antes de llegar a Toreno, hacemos una parada en Fresnedo para visitar su restaurada iglesia medieval del siglo XVIII. Encima del pueblo reposan los restos de un castro de planta ovalada. Ya en Toreno, nos plantamos en su plaza principal, donde encontramos una picota del XV y resto de la torre del palacio de los condes de Toreno. Su iglesia de origen medieval fue completamente reformada en el XVI. También aquí encontramos restos de un castro sobre el pueblo.

Dejando Toreno tenemos la opción de acercarnos a Tombrio de Arriba, Tombrio de Abajo y Langre. Nosotros cruzamos el río Sil hacia Librán para conocer sus pinturas rupestres datadas en el calcolítico y bronce inicial.

Paramo del sil

Continuando por el curos del río llegamos a Matarrosa, pueblo fruto de la actividad minera de la zona. El puente de Sorbeda comunica el valle del sil con el del Cúa. Llegamos a Páramo de Sil, situado en una meseta sobre un alto y entre amplios prados. Destacamos su arquitectura rural con casas de piedra de los siglos XVII y XVIII. Su iglesia parroquial de 1869 es de planta de cruz latina con un retablo neogótico de 1913.

Para finalizar este primer recorrido, nos dirigimos hasta Anllares para conocer el famoso santuario de Nuestra Señora de las Nieves de 1666. En su interior contiene una valiosa imagen de la Virgen románica de madera, réplica de la única que se salvó del incendio de la guerra civil.