Hoy desde Cocina os proponemos una de las recetas más típicas y característica de nuestra comarca El Bierzo. ¿Cómo hacer una empanada berciana?  Coge papel y boli y ¡manos a la obra!

¿Cómo hacer una empanada berciana?

Ingredientes necesarios

La receta será para 6 raciones.

  • 1+1/2kg de masa de pan.
  • 1 huevo.
  • 1 pollo.
  • 1 conejo (sustituible por 1 kg de carne de ternera)
  • 1 cebolla grande.
  • 1 cucharada de pimentón dulce.
  • 1 ajo.
  • Perejil.
  • 1 chorizo.
  • 2 lonchas de jamón serrano con tocino.
  • Harina.
  • 2 vasos de aceite.
  • Sal.

¡Con las manos en la masa!

Primero debemos incluir el huevo y un chorro de aceite a la masa de pan para bruñirla. Se unifica y se deja reposar durante 20 minutos.

Mientras la masa reposa, colocamos en una cazuela aceite y la carne. Picamos el ajo, la cebolla, y el perejil y se incorpora a la olla con un poco de sal. Se rehoga a fuego lento. Más tarde, añadimos el chorizo cortado en rodajas, el jamón picado en trozos pequeños y el pimentón dulce. Se le da vueltas hasta que todos los ingredientes se hayan incorporado. Una vez los alimentos estén concinos, se retira la olla y se deja enfriar.

Con un rodillo damos forma a la masa de pan hasta dejarla de un centímetro de grosor. Una vez creada la masa, se divide en dos mitades. Cogemos un molde de lata y lo engrasamos. Después colocamos una de las dos mitades sobre la lata a modo de base. Es importante intentar que sobresalga un poco de la masa por el borde. Sobre esta base, distribuimos el relleno reservando parte de la salsa. Con la mitad de masa sobrante, se cubre por encima el relleno. Con los dedos, se unen los bordes de las dos mitades para que al cocer no se separen. Haciendo un agujero en el centro, vertimos el resto de la salsa. Con un disco de masa se cubre el agujero. A modo de decoración, podemos forrar la empanada con tiras de masa entrecruzadas. Para conseguir un efecto dorado por fuera, la bañamos con un poco de aceite. A temperatura alta, la metemos en el horno hasta que esté bien cocida y dorada.

Finalmente sacamos la empana berciana del horno  y la dejamos enfriar ya que es un plato que se come frío.

¡Qué aproveche!