Hoy os traemos una nueva receta de otro producto que está de temporada. En este ocasión el plato que os proponemos será dulce: cómo hacer membrillo casero.

INGREDIENTES

Las cantidades previstas serán para hacer 2kg de membrillo dulce:

  • 2kg de membrillos.
  • 1 caña de canela.
  • 1 peladura de limón.
  • Azúcar (la misma cantidad que peso tenga la pulpa del membrillo)
  • 2 cucharadas de zumo de limón.
  • Agua.

Cómo hacer membrillo casero

El primer paso es lavar bien los membrillos y quitarles la pelusilla que los recubre. A continuación, se le quita el corazón y las semillas y se pelan y trocean. En una olla incorporamos los membrillos y la rellenamos con agua suficiente para que los cubra y los dejamos cocer.

El agua de esta cocción no la tires, la puedes utilizar para hacer, por ejemplo una jalea.

Una vez que la fruta esté cocida, se escurre y se pasa por el pasa-puré. A continuación, se vuelve a poner al fuego junto con el azúcar, la peladura del limón y la canela. Durante una hora u hora y media se deja cocer a fuego lento removiéndolo constantemente para que no se pegue. Más tarde, se añade el zumo de limón y se deja cocer durante unos 5 minutos más.

Cuando la pasta esté uniforme, espesa y se despegue fácilmente, se retira. Si quedara demasiado espesa se podría añadir un poco más de agua de la cocción.

La textura perfecta que tiene que quedar es la que permite echar una cuchara a un plato y que esta permanezca firme.

Por último, tras dejar enfriar, se vierte en un recipiente de vidrio o madera y, destapado, se deja reposar unos días para que la masa se endurezca y no se cree moho.

Y ya tienes tu propio membrillo dulce perfecto para cualquier postre o picoteo. ¡Manos a la obra!