1 Pimiento rojo
1 Pimiento verde
1/2 Puerro
2 Zanahorias
1 Cebolla
100 g de espárragos verdes
100 g de champiñones
25 g de guisantes
25 g de maíz hervido
125 g de queso rallado
3 Cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

Pelamos la cebolla y cortamos en trozos medianos, y hacemos lo mismo con las zanahorias, los pimientos (habiendo quitado antes las semillas), los espárragos y los champiñones, que cortaremos en láminas.

Lavamos todo y escurrimos.

A continuación, en una sartén a fuego medio, echamos el aceite de oliva. Cuando esté caliente añadimos las verduras troceadas y los guisantes, echamos sal y pimienta al gusto.

Salteamos durante 15 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.

Cuando estén bien pochadas añadimos el maíz dulce, mezclamos bien con el resto de verduras, y retiramos del fuego.

Echamos las verduras en una cazuela de barro (o bandeja de horno si no tenemos), y cubrimos con el queso rallado.

Introducimos en el horno precalentado a 220º, y dejamos gratinar durante 5 minutos. Una vez listo, sacamos y listo para servir.