La caza es uno de los deportes que cada otoño resurgen en los montes del Bierzo. El periodo de caza se aprueba por la Junta de Castilla y León y diferencia entre caza menor y caza mayor.

Este año la caza menor durará hasta el último domingo de enero, mientras que para la caza mayor dependerá del tipo de presa (ciervo, corzo, jabalí…). Además hay que respetar las zonas de coto y los recechos.
Parejo a la temporada de caza surgen los platos tradicionales de corzo, codorniz o jabalí. Existen en el mercado embutidos de caza, como la cecina o el chorizo de jabalí, que se han hecho un hueco entre los consumidores. Tienen un sabor característico, es más fuerte y aromático.

A la hora de preparar una receta con algún ingrediente de caza, hay que tener en cuenta que son carnes más hechas, más duras y fibrosas, por lo que es aconsejable “ablandarlas”. Para ello se suelen dejar en adobo durante varias horas y se preparan con buena cantidad de verduras. Lo más típico es la elaboración de potajes con carne y verduras, pero también se puede utilizar esta carne para asados, empanadas y guisos. La carne resultante es más oscura y su sabor es intenso.