La castaña es un producto muy berciano que nos recuerda la llegada del otoño. Se pueden consumir de muchas formas diferentes y aunque lo más tradicional es tomarlas asadas en los populares magostos bercianos, lo cierto es que nos permiten elaborar infinidad de platos dulces y salados. Hoy os dejamos una receta dulce para abrir boca.

Ingredientes:

  1. Castañas de buena calidad
  2. 1 hoja de laurel
  3. Azúcar moreno
  4. Agua
  5. Rama de vainilla
  6. Rama de canela
  7. Unos granos de café

Elaboración:

  • El primer paso será pelas las castañas.
  • Para los menos diestros en esta tarea, os recordamos que la Marca de Garantía Castaña del Bierzo comercializa castañas peladas que nos evitarán esta farragosa labor.
  • Ponemos las castañas peladas a cocer durante 10 minutos a fuego lento y con una hoja de laurel.
  • Vigilar la cocción para evitar que las castañas se hagan demasiado y se rompan, en la medida de lo posible tienen que mantenerse enteras.
  • Mientras se cuecen hacemos el almíbar mezclando en un cazo la misma cantidad de agua que de azúcar moreno.
  • Añadimos la rama de canela y de vainilla y unos granos de café.
  • Se deja cocer a fuego lento hasta conseguir el almíbar.
  • Las castañas cocidas y peladas, se introducen en el almíbar, bien cubiertas.
  • Se dejan macerar al menos durante un mes antes de su consumo.