Se trata de una ruta muy larga, de 30 km, que nos lleva desde Campo del Agua a balboa en un recorrido salpicado de Pallozas.

La primera parte de la senda nos conduce por uno de esos recónditos lugares de la sierra de Ancares, donde aun habitan osos y lobos. A la sombra del pico Tres Obispos, caminamos hasta Teixeira. Algo más adelante nos encontramos la Fuente de los Cinco Caños, de propiedades curativas, que nos ofrece un lugar magnífico para descansar y admirar el apabullante paisaje de Los Ancares.

La senda se encamina hacia Canteixeira atravesando el corazón de La Baliña, uno de los robledales más valiosos de la comarca, cuajando de ejemplares centenarios.

Canteixeira es un pueblo de calles empinadas y casas con largos corredores, y pallozas. A las afueras no encontramos con la Fervenza, una espléndida cascada que riega el suave descenso que nos lleva a Balboa.

Declarada de interés turístico, sobre el conjunto urbano de Balboba destaca en un elevado promontorio lo que fue su castillo, que conserva en mal estado la torre del homenaje.