Los componentes más importantes del apio, más que en las hojas se encuentran en el tallo. Está compuesto por un 95% de agua, lo que hace del mismo un excelente diurético.

Además, contiene antioxidantes, vitaminas (A y del complejo B), minerales (potasio y calcio) y aceites esenciales.

El apio es utilizado comúnmente para ayudar a eliminar la retención de líquidos, evitar la inflamación, depurar el organismo, así como para mejorar el funcionamiento del hígado.

De igual manera, el apio también es un gran aliado frente al estreñimiento y de cara a la estimulación del movimiento intestinal.

Ingredientes
1 pepino
2 tallos de apio
2 vasos de agua (400 ml)
3 cucharadas de miel (75 g)

  • Lava bien los ingredientes para eliminar cualquier tipo de suciedad que puedan tener.
  • Pícalos en trozos pequeños y añádelos a la licuadora.
  • Por último, agrega el agua y la miel y licúa durante 1 minuto.

Lo ideal es consumir entre 1 y 2 vasos de este batido en ayunas. De esa manera podrás absorber todos sus nutrientes antes de comenzar el día.